Download PDF

Bernardo Dominguez Cereceres

Serial Entrepreneur Bernardo Dominguez Cereceres

About  Bernardo Dominguez Cereceres

Bernardo Domínguez Cereceres tiene décadas de experiencia y fuerte presencia empresarial. Un hombre de negocios multifacético con un buen ojo para las oportunidades, Bernardo Domínguez Cereceres obtuvo su primer contrato de construcción en una propiedad inaugurado por el Presidente de México en 1986, después de lo cual formó el Desarrollo Servicios de Construcción (DSC) en 1989, obteniendo los prestigiosos contratos con la SCT, Pemex, la CFE y las leyes para la construcción de montajes electromecánicos, así como las obras marítimas y viarias.

Después de llevar a cabo las actividades de la construcción DSC a 17 ciudades en todo México, y con una construcción anual de más de 4.000 unidades de viviendas, el Sr. Cereceres más tarde encabeza la diversificación de la compañía en los campos de las finanzas y del turismo a través de las filiales DSC Comercial, vendedora de productos forestales y Turismo DSC, que gestiona hoteles en Acapulco, Cancún, Puerto Vallarta, Varadero, y Ixtapa, entre otros.

Antes de fundar DSC, fue el fundador y presidente de Consultores Financieros, una consultora que ofrece soluciones de reestructuración de empresas para empresas en la Ciudad de México. Bernardo Cereceres se graduó con un título en Finanzas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey en Chihuahua, antes de ampliar sus estudios en la Escuela de Negocios de Harvard.

Work experience

Jan 1989Present

Founder

DSC (Development Construction Services)

Education

Finanzas

Harvard

Escuela de Negocios

portafolio

Con respecto a la crisis actual en el sector editorial:

En los tiempos actuales, el enemigo a vencer son los costos fijos. 

Las organizaciones empresariales del siglo XXI deben ser mucho más planas y descentralizadas que las del siglo anterior. 

Buenos sistemas de control de gestión (ERP / CRM) y un modelo organizacional flexible, enfocado a resultados en el camino.

Se publican demasiados libros, no solo de títulos, sino ejemplares impresos. 

Me parece que el reto real es reconocer que muchos libros pueden funcionar con tiros muy cortos para públicos muy selectos y que no es efectivo contaminar el canal tradicional con ellos. 

Todos los libros deben ir a librerías o todas las librerías pueden tener todos los libros.

Bernardo Domínguez C.

05-23-2018